• w-facebook

La construcción del Octógono se manifestó en junio del 2013, desde que comenzamos a percibirnos guardianes del lugar, tal como nos reconocemos actualmente. A raíz de ese sentir tuvimos un acercamiento familiar más profundo hacia la vida permacultural.

 

El diseño y construcción del Octógono Om Shanti fue realizado con consciencia, plasmando todos nuestros saberes y de quienes se acercaban a compartir sus experiencias afines al proyecto. Es el resultado de varias jornadas de trabajo junto con la familia, amigos, visitantes, alumnos y voluntarios; pisando barro, levantando paredes, disfrutando del alimento, despertando la creatividad de adultos y niños, a través de mandalas y juegos lúdicos.

 

Para la construcción se tomaron en cuenta los principios éticos de la permacultura: cuidado de la tierra, cuidado de la gente y compartir los recursos. También se utilizaron herramientas complementarias: El Vastu Vidya y la Radiestesia.

 

Hoy se puede vivenciar todo esto en el lugar, y nuestra intención es compartirlo.

 

El óctogono Om Shanti nació como una casa de familia, Villa Amendoeira, donde residimos junto a nuestros hijos.

 

En la casa compartimos alegrías, aprendizajes, vivencias, celebraciones,  junto a amigos que llegan decididos a apoyar el sentir de éste lugar.

 

Hoy día contamos con “la mia cuccina”, espacio donde se prepara el alimento (ovo-lacteovegetariano) para las personas que visitan el lugar; el octógono, que es un espacio cuidado energéticamente, para realizar actividades y talleres; y lugar para alojarte, como con un tipi comunitario (vivienda nómade de los indios Siux)  y lugar designado para acampar.   

 

Dentro de Octogono Om Shanti existe un espacio de huerta orgánica educativa, en la cual se intenta llegar al auto-sustento de la familia y de los visitantes.

 

EL VASTU VIDYA

 

El Vastu Vidya es uno de los tesoros más valiosos de la antigua sabiduría india. La palabra "Vastu", significa morada y "Vidya", ciencia, por lo que Vastu Vidya es la ciencia sagrada del diseño y la construcción. El Vastu contiene la clave oculta para reordenar el espacio, en base a principios cósmicos, como la energía solar, el movimiento de las esferas celestiales, el campo magnético de la Tierra y la gravedad. Aunque los principios del Vastu se rigen por antiguas leyes universales, no están condicionados por el tiempo, y continúan teniendo vigor, como hace 4500 años.

LA RADIESTESIA

 

 

 

La radiestesia trata de la sensibilidad a las radiaciones energéticas de objetos, personas, animales y plantas. Es también el arte de captación de las radiaciones telúricas y electromagnéticas de la corteza terrestre.