• w-facebook

Sobre el lugar

Leyenda de la cañada el Baño de la India

 

Cuenta la leyenda que una joven india muy bonita, de una toldería cercana, luego de saciar su sed, se sumergió en la laguna que forma la cañada de La Leona. Un día Carapé, un joven de la tribu de muy baja estatura, se topa con aquella escena espiando desde el follaje. Luego de un rato, le esconde el quillapí, prenda que usaba la joven para cubrir su cuerpo.

 

Ella, avergonzada, permanece por largo rato en el agua, una tarde fría de invierno, hasta que muere de frío.

 

Todos en la tribu salen a buscarla, encontrando a Yaguá-Pitá, que era el nombre de aquella desafortunada chica, flotando en el agua. Carapé, muy dolido, cuenta su picardía que termina en tragedia. El cacique Yribú, padre de Yaguá-Pitá, ofuscado por el infausto hecho y avergonzado por no haber cuidado mejor a su hija, manda a ajusticiar a Carapé y ordena que nunca más se olvide de la historia.

 

Actualmente, los lugareños aseguran que Yaguá-Pitá, convertida en Puma, luego de abrevar, se baña en la laguna, que sigue siendo espiada por Carapé, transformado en cerro. Eso sí, el cacique Yribú, ahora en un cuervo y vigila a lo alto toda la Comarca.

 

 

Del Guaraní: Yaguá-Pitá – puma, Carapé – petizo , Yribú – Cuervo.

 

Andrés Nogara de Villa Serrana